Inicio              Actrices          Hollywood         Deportes        Empresarios          Otros             Escritores         Ingenieros
     Militares             Moda                Música            Nobleza            Pintores            Políticos         Religiosos          Toreros


Lula da Silva



BIOGRAFÍA DE Lula da Silva:

35.º Presidente de Brasil
Actualmente en el cargo
Desde el 1 de enero de 2003
Vicepresidente José Alencar
Precedido por   Fernando Henrique Cardoso
Datos personales
Nacimiento  27 de octubre de 1945
Caetés, Pernambuco, Bandera de Brasil Brasil
Partido   Partido dos Trabalhadores
Cónyuge  Marisa Letícia Rocco Casa

Luiz Inácio Lula da Silva (Caetés, 27 de octubre de 1945) es un político brasileño, Presidente de la República desde 2003. Según el listado elaborado por la revista estadounidense Newsweek en 2008, el presidente de Brasil fue considerado una de las personas más influyentes en el escenario mundial (ocupa la posición n.º 18).

Infancia y juventud

Nació en el pequeño pueblo llamado Caetés, estado de Pernambuco, con el nombre de Luiz Inácio da Silva. Desde pequeño es conocido por el apodo "Lula", diminutivo de Luiz muy común en Brasil, y que también significa calamar en portugués. Lo agregó oficialmente a su nombre en 1982.

A los siete años de edad Lula realizó un viaje común para muchos campesinos de Brasil: en condiciones no muy buenas, se mudó al estado de São Paulo, con la esperanza de encontrar allí mejores oportunidades de vida. Llegaron a vivir a Guarujá, ciudad del litoral del estado. Tuvo una infancia humilde como lustrabotas.

Luiz Inácio fue alfabetizado en el Grupo Escolar Marcílio Dias cuando tenía diez años. En 1956 se mudó a la ciudad de São Paulo. Con doce años de edad, Lula fue contratado en una tintorería y ocuparía después las profesiones de mecánico y auxiliar de oficina.

En 1969, Lula se casó con la trabajadora minera Maria de Lourdes da Silva, quien falleció en el mismo año en que daba a luz su primer hijo, que tampoco sobrevivió. En 1974, tuvo una hija llamada Lurian con la enfermera Miriam Cordeiro, su novia hasta ese año. Mas tarde, en el mismo año, se casó con Marisa Letícia da Silva y adoptó al hijo de ella, Marcos Cláudio. Casados por mas de treinta años con Marisa tienen tres hijos: Fábio Luís, Sandro Luís y Luís Cláudio.

Obrero y sindicalista

Dentro del mundo industrial, Lula consiguió una beca en un curso de tornero mecánico en el SENAI, organización brasileña de enseñanza industrial, para educarse como metalúrgico. Algunos años después se mudaría a São Bernardo do Campo, donde tuvo sus primeros contactos con el movimiento sindical en 1968, por influencia de Irmão José Ferreira de Melo, apodado Frei Chico, que le presentó su primer libro, titulado: O Que é a Constituição ("¿Qué es la Constitución?").

En 1969 Lula fue elegido dirigente del sindicato de metalúrgicos de São Bernardo do Campo. En 1975 fue elegido presidente de dicho sindicato. Reelecto en 1978, fue uno de los líderes sindicales que retomaron la práctica de manifestaciones públicas a gran escala, que se habían abandonado desde el endurecimiento represivo de dictadura militar en los 10 años anteriores. Durante el transcurso de las manifestaciones, la idea de fundar un partido representante de los trabajadores fue madurando, y, en 1980 fue fundado el Partido de los Trabajadores, (PT).

Líder de la oposición de izquierda

Antes de participar en las elecciones cambió judicialmente su nombre de Luiz Inácio da Silva por el de Luiz Inácio "Lula" da Silva (la legislación brasileña vigente prohibía el uso de apodos por los candidatos).

En 1982, Lula participó en las elecciones para el gobierno regional de São Paulo, en las que resultó derrotado. En 1984, participó en la campaña Diretas Já (¡Directas ya!) al lado de Ulysses Guimarães, que pedía elecciones presidenciales directas tras la caída de la dictadura militar. La campaña no tuvo éxito y las elecciones presidenciales de 1984 fueron hechas por el sistema de Colegio Electoral. En 1986, fue elegido diputado federal con récord de votos.

En 1989, se celebraron por fin elecciones directas a la presidencia de la república. Lula era candidato a presidente, liderando todas las encuestas hasta semanas antes de la elección. Sin embargo las elecciones acabaron siendo ganadas por Fernando Collor de Melo, candidato conservador del Partido de la Renovación Nacional (PRN), que recibió un fuerte apoyo por una parte de la clase media y los industriales, que se sentía aparentemente intimidada ante la perspectiva de que Lula, como sindicalista que había sido, gobernara desde parámetros excesivamente izquierdistas una vez tomara el poder.

Los medios de comunicación vinculados a la izquierda en Brasil y la oposición afirman que el resultado de las elecciones de 1989 fue decisivamente manipulado por sectores de medios de comunicación alineados con la derecha conservadora. Está demostrado que Collor de Melo inició una campaña de difamación de Lula, presentando en los espacios de publicidad electoral gratuita a una antigua pareja del sindicalista con la que había tenido una hija. Según ella, Lula le había propuesto abortar tras quedarse embarazada de él. La mujer era de raza negra, con lo que Collor de Mello acusó a Lula de racismo. La clave de la campaña sería el último debate televisivo entre los candidatos (en horario de máxima audiencia) en el que se concedió más tiempo a Collor de Melo que a Lula. También se habló en este sentido de la interrupción del servicio de transporte público urbano en áreas de baja renta, dificultando el traslado de electores afines a Lula hasta las mesas electorales, así como el secuestro fingido del empresario Abílio Diniz, en las vísperas de las elecciones, por un grupo de supuestos terroristas extranjeros. Pocos días antes de las elecciones se mostró en la televisión a dicho empresario, liberado de su cautiverio, portando una camiseta con un emblema del Partido de los Trabajadores, que supuestamente sus secuestradores le hicieron poner.

En 1991, el presidente Collor, oriundo de una tradicional familia de Alagoas de políticos y empresarios del sector de las comunicaciones, fue denunciado por corrupción activa y pasiva por sus relaciones con el empresario y secretario de campaña, Paulo César Farias. El escándalo provocó una amplia movilización social en lo que fue conocido como el Movimento Cara Pintada, donde Lula tuvo un papel destacado entre los canalizadores de las protestas. En su punto álgido las protestas pacíficas reunieron a más de 50 millones de ciudadanos, algo jamás visto en Brasil en dicha proporción, exigiendo la destitución parlamentaria del presidente, la cual finalmente se produjo por la presión social sobre los congresistas.

En 1994, Lula volvió a presentarse a la presidencia y fue nuevamente derrotado, esta vez por el candidato del partido Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el sociólogo Fernando Henrique Cardoso (posteriormente apodado por la prensa FHC). Ex senador Cardoso, tenía un pasado político ligado al centro-izquierda, habiendo sido exiliado durante la dictadura militar, y es uno de los intelectuales más respetados del mundo.

Al frente del Ministerio de Hacienda en el gobierno de Itamar Franco, FHC fue uno de los propulsores del Plan Real, que tuvo éxito en contener la hiperinflación y estabilizar la moneda brasileña. En 1998 Fernando Henrique Cardoso fue el primer presidente brasileño reelecto en primera vuelta, derrotando nuevamente a Lula, que en esta ocasión pactó con el líder del también socialdemócrata Partido Democrático del Trabajo (PDT), Leonel de Moura Brizola que había sido compañero de formula a la vicepresidencia.

Acceso a la presidencia

El 27 de octubre de 2002 Lula fue electo presidente de Brasil, derrotando al delfín de Cardoso, José Serra del PSDB.

Asumió la presidencia de Brasil en 2003, tras ganar las elecciones con el mayor número de votos de la historia democrática brasileña (52,4 millones de votos) alcanzando el 61% de los sufragios. En su discurso de diplomación, Lula declaró entre sollozos:
E eu, que durante tantas vezes fui acusado de não ter um diploma superior, ganho o meu primeiro diploma, o diploma de presidente da República do meu país.

Traducción: Y yo, que durante tantas veces fui acusado de no tener un título universitario, consigo mi primer diploma, el título de presidente de la República de mí país.

Así respondía a los numerosos ataques que había sufrido por sus carencias en educación formal, que muchos consideraban incompatibles con ocupar el cargo más importante de la República. Sus partidarios desestiman tal afirmación, dada la gran inteligencia de Lula.

Primer periodo presidencial

El Gobierno Lula (iniciado en 2003), corresponde al período de la historia política brasileña que se inicia con la toma de posesión de Lula, el 1 de enero de 2003.

Este gobierno, al momento de conformarse, fue considerado por la prensa internacional como un nuevo horizonte para una posible "nueva izquierda". Según el ex presidente portugués Mário Soares, Lula representó el "fin del cinismo en la política".

El 24 de octubre de 2003 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

Economía

Lula sorprendió a propios y a extraños cuando, desde el inicio de su gestión, designó al Presidente del BankBoston USA, Henrique Meirelles para la dirección del Banco Central do Brasil. Meirelles, identificado con la política económica derechista y los grandes capitales, aparentemente no iba a encajar en el gobierno de izquierda de Lula. Fue electo diputado federal en el estado de Goiás en octubre de 2004. Lula también designó al médico sanitario y ex alcalde de Ribeirão Preto, Antonio Palocci, un ex trotskista de confianza personal del Presidente, como Ministro de Hacienda.

En su gestión, Lula se opuso a mantener un modelo económico similar al de su predecesor Fernando Henrique Cardoso. Sin embargo, en la práctica el país ha continuado su camino sobre principios fundamentales muy similares. La política en tasas de interés, cargas tributarias, responsabilidad fiscal, relación de gobierno con el Banco Central y relación con el Fondo Monetario Internacional, han seguido esencialmente el mismo rumbo.

El gobierno de Lula se ha caracterizado por resultados económicos como la baja inflación, y alta tasa de crecimiento de PIB, como también por la reducción del desempleo, mayor división de ingresos y aumentos de la balanza comercial. En la actual gestión promueve el incentivo de las exportaciones y la creación de microcréditos, entre otros. Pero en su gestión su medida económica más notoria ha sido la de liquidar anticipadamente el pago de las deudas con el Fondo Monetario Internacional y el BIRD.

Sobre la crisis de fines del año 2008, Lula expresó una abierta crítica al sistema financiero internacional y al Gobierno estadounidense en particular:

“Nosotros limpiamos nuestra casa. Ellos no. Pasaron las tres últimas décadas diciéndonos que necesitábamos hacer nuestra tarea. Ellos no la hicieron. No quiero ser verdugo de Bush, pero necesito saber cómo debo programarme. (Los países ricos) necesitan asumir su responsabilidad (pues los países pobres) no pueden convertirse en las víctimas del casino instituido por la economía estadounidense.”

Política exterior

En el plano internacional, el gobierno de Lula ha intentado buscar el liderazgo entre los países más importantes en desarrollo y hacer frente a los más ricos. Lula se ha caracterizado por intentar derribar las barreras de precios que mantienen los países de América del Norte y Europa.

Es necesario destacar la relevancia de la integración de Sudamérica a través de Mercosur, siendo uno de los principales promotores de la inclusión de Venezuela en el esquema. En la cumbre de julio 2006 y en ocasión de la inclusión venezolana se mostró partidario de una América Latina más independiente, marcando distancia de la expansión estadounidense, como lo hace al oponerse a la propuesta del ALCA según el modelo del Norte.


Se ha dedicado también a buscar nuevas rutas comerciales con países con los cuales Brasil casi no se relacionaba en el pasado, como el mundo árabe y África. En su política exterior Lula es promotor de la reforma del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, buscando que Brasil sea un miembro permanente del mismo.

Programas sociales

Un minucioso retrato de la realidad brasileña -divulgado a finales de noviembre por el IBGE - muestra que el gobierno del presidente Lula está haciendo de Brasil un país menos desigual; y de acuerdo con la encuesta PNAD, la FGV divulgó el estudio, demostrando que la tasa de pobreza del año 2007 bajó un 11% comparada con el 2006.

Su principal programa social, Beca Familia, que tiene como objetivo atender, en el 2007, a 13,2 millones de familias, es considerado el mayor programa de transferencia de renta del mundo, contando con recursos de unos R$10,5 billones en el 2007.

Educación y becas

En el campo de la educación podemos ver cómo Lula da Silva ha conseguido alcanzar fuertes niveles de escolarización en todos los ámbitos, tanto universitarios como primarios, y en muchas regiones del país. En solo 36 meses la población no escolarizada ha sido reducida entre 18% y 29%, considerando el grupo de 4 a 17 años de edad.

Con la creación del FUNDEB (Fondo de Manutención y Desenvolvimiento de Educación Básica), el gobierno Lula espera atender 47 millones de estudiantes brasileños, con inversiones anuales de hasta R$ 7,3 billones.

En el área de educación superior, el PROUNI (Programa Universidad Para Todos), se destaca como el mayor programa de becas de estudio de la historia de la educación brasileña y latinoamericana, posibilitando el acceso de millares de jóvenes a la educación y estimulando el proceso de incluirse en la sociedad. En el año 2007, el PROUNI ofreció 265 mil becas de estudio en 1.985 instituciones en todo el país. El gobierno también invirtió en la creación de 11 nuevas Universidades públicas federales, interiorizando el acceso a educación de calidad, pública y gratuita. Actualmente, las universidades federales ofrecen 135 mil plazas gratuitas.

En relación a la mortalidad infantil, Brasil también ha avanzado bajo el gobierno de Lula. La tasa de mortalidad infantil bajó de 69 o/oo a 21,2 o/oo, lo que significa que mientras en 1980 poco más de 69 niños morían en cada grupo de mil nacidos vivos, antes de completar un año, en el 2007 esta proporción bajó a prácticamente 21 muertes para un grupo de mil habitantes.

Trabajo degradante y esclavitud

El actual gobierno brasileño liberó más trabajadores en un año que el anterior gobierno en todo el tiempo que estuvo al frente del país. En las acciones de los fiscales del trabajo, cerca de 12.400 trabajadores en estado de esclavitud o trabajo degradante fueron liberados a partir del 2003.

Crisis: "Escándalo de las mensualidades"

Su pujante ascenso político y su gobierno, respetado nacional e internacionalmente, se vio salpicado por escándalos de corrupción de su partido, que recibió el nombre de "Mensalón" (o escándalo de las mensualidades), en 2005. El diputado federal y presidente del Partido Laborista Brasileño (PTB), Roberto Jefferson, denunció que el tesorero del Partido de los Trabajadores (PT, de Lula), Delúbio Soares, pagaba jugosas mensualidades a diputados del PTB para que votaran según la orientación del bloque oficialista. El escándalo tuvo múltiples ramificaciones e involucró no sólo a dirigentes históricos del PT, sino varios niveles del Ejecutivo federal y se extendió a todos los grandes partidos. Sin embargo Lula logró salir airoso de esta crisis y su partido aceptó formalmente que fuera su candidato en busca de la reelección.

Medio Ambiente

Lula da Silva ciertamente tiene una tarea importante para rectificar la tendencia de deforestación actual. La edición especial de la National Geographic titulada "EarthPulse, State of the Earth 2010" ha reportado que Brasil encabeza la lista mundial de países con mayor tasa de deforestación con 3,47 millones de hectáreas anuales, un promedio de los años 2000 a 2005, y que corresponde a 2,4 veces la deforestación del segundo país en la lista: Indonesia.

Deportes

Gracias al buen nivel económico de Brasil, obtuvo las sedes de los dos eventos deportivos más importantes a nivel mundial; la Copa Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 que se realizarán en Río de Janeiro. Un voto más a su mandato presidencial.

Segundo período presidencial

El 1 de octubre de 2006 participó en las elecciones presidenciales y obtuvo un 48.61 por ciento de los votos contra un 41.64 por ciento del socialdemócrata Geraldo Alckmin, por lo que se debió realizar una Segunda vuelta electoral. En ellas, triunfó con una aplastante victoria, obteniendo el 60,82 por ciento de los votos populares, convirtiéndose en el presidente de Brasil hasta el año 2011, nuevamente, con el mayor número de votos de la historia democrática brasileña (más de 58 millones de votos).



VÍDEOS DE Lula da Silva:

A continuación podemos ver un vídeo de Lula da Silva :




FOTOS DE Lula da Silva:









SUCESOS PRESIDENCIALES DE Lula da Silva:


Economía
Política exterior
Programas sociales
Educación y becas
Trabajo degradante y esclavitud
Crisis: "Escándalo de las mensualidades"
Medio Ambiente
Deportes

NOTICIAS:

..........................